IPM ha sido  constituida en el 1987 por:

CLAUDIO ARGNANI, BRUNO BARABANI y SILVIA GEMINIANI, después de una decena de años de trabajo juntos, en otra empresa del sector.

“IPM ha representado para nosotros el deseo de meternos en juego, el deseo de volar con nuestras alas , el deseo de dar una contribución al crecimiento de la humanidad, todo esto en un sector “NOVEDOSO” en el cual habíamos percibido la posibilidad de realizar nuevas ideas, nuevas máquinas, nueva tecnología siempre más cerca de las exigencias  y de las necesidades de un mercado siempre más grande, exigente  y evolucionado.

Todo esto en el respeto del hombre y del ambiente, con amor y pasión, de parte nuestra que la habíamos fundado, pero también de parte de todos nuestros colaboradores”.

La sede de IPM moderna y funcional, se levanta en LUGO (RA), en un área de unos 13.000 metros cuadrados, de los cuales cubiertos 5.220 metros cuadrados.

La estructura se utiliza tanto para la proyectación como para la producción, es moderna, altamente tecnológica y constantemente actualizada y renovada.

Todo el proceso, de la proyectación a la realización de la maquinaria, se lleva a cabo directamente en la empresa, con garantía de calidad y del MADE EN ITALY total.

IPM REPRESENTA UNA REALIDAD CONSOLIDADA EN LA PRODUCCIÓN DE MÁQUINAS PARA LA EXTRUSIÓN Y EL CONFECCIONAMIENTO DE TUBOS Y PERFILES EN PLÁSTICO

ATENCIÓN PARTICULAR Y ESPECIAL A LA BÚSQUEDA Y AL DESARROLLO DE NUEVOS PRODUCTOS, SIEMPRE A LA VANGUARDIA , PARA SATISFACER Y ANTICIPAR LAS NECESIDADES DE UN MERCADO CADA DÍA MÁS COMPLEJO, COMPETITIVO Y EXIGENTE.

Un equipo de técnicos jóvenes e ingenieros está a disposición para la asistencia  a los clientes tanto en nuestra compañía como en la sede de los clientes, en todo el mundo.

La producción y la venta de un millar de máquinas, tanto en los mercados más evolucionados como en vías de desarrollo, son el testimonio tangible de la profesionalidad y de la fiabilidad de la empresa.